compartir en:

MONTERREY.- En un partido digno de una final en el que el marcador se cortó por las llegadas que se presentaron, Tigres derrotó 1-0 a León para quedarse con una ligera ventaja, en el juego de ida de la final celebrado en el Estadio Universitario.

La Fiera salió respondona, pero sin el futbol que le llevó al liderato del Clausura 2019, pero a diferencia de la semifinal en la que América destruyó el juego, los felinos norteños propusieron y dieron un buen espectáculo para someter a los del Bajío.

Al minuto 8 León tocó por primera vez la puerta con un pase lateral de Ángel Mena que Vinicio Angulo remató por arriba del travesaño de Nahuel Guzmán.

El ‘Chaka’ Rodríguez le puso una joya de pase a Luis Quiñones, quien estrelló su disparo en Rodolfo Cota, pero el rebote le cayó a André-Pierre Gignac, quien remató con marco abierto para abrir el marcador y hace explotar el ‘Volcán’ a los 20’.

Tigres toma ventaja a León

El delantero francés anotó su sexto tanto en liguilla, que le valió colocarse en la historia como el máximo goleador en la historia de Tigres con 104 dianas, empatado con el legendario Tomás Boy.

El partido rompió, Mena tuvo un mano a mano con el ‘Patón’, quien evitó el tanto, pero que tocado en la jugada. Después Nahuel se equivocó en una salida, pero le tapó el tiro a Luis Montes.

Gignac dejó ir el segundo gol que lo colocaría en solitario en la cima, pero intentó con un toque de ‘tres dedos’ ceder para Quiñones y el zaguero Ramiro González se barrió para rechazar el esférico.

Tigres toma ventaja a León

En la recta final del primer tiempo, Rodolfo Navarro estuvo cerca de marcar un autogolazo y para su fortuna la pelota se estrelló en el poste, luego de que el lateral intentó despejar con una patada de karateka, pero no conectó bien y el esférico se fue hacia el arco de Cota.

En el inicio del complemento el galo remató con la testa por encima del travesaño, en una llegada más de un juego que merecía más anotaciones, pero que no había carecido de emociones, por mucho un partido digno de una final entre los dos mejores del torneo.

Los felinos no aguantaron el ritmo y bajaron la intensidad, los del ‘Tuca’ Ferretti sacaron el oficio y comenzaron a controlar el encuentro. Gignac tuvo dos más en las que podía ceder a sus compañeros, pero se engolosinó y perdonó a los de Nacho Ambriz.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: