compartir en:

Ciudad de México.- Una explosiva ofensiva respaldada por una buena salida del abridor Manny Barreda abrió el camino para que Tomateros de Culiacán apaleó 10-4 a Cañeros de los Mochis y se pusiera a un triunfo de lograr el pase a la final de la LMP.

La novena “guinda” estalló un día después de ser blanqueada 4-0 por los verdes y destrozó el pitcheo local para llevarse el quinto juego de la serie y ponerse en ventaja en 3-2, con la posibilidad de conseguir su pase ante su gente, el próximo domingo.

Barreda colaboró en buena medida al triunfo tomatero al mantener a raya a los bateadores rivales, al lanzar durante 5.2 entradas en las que toleró tres imparables, dos carreras, un cuadrangular, tres ponches y tres pasaportes.

Mientras que el cubano Yoanis Quiala no pudo conseguir su revancha y cargó con su segundo descalabro de la serie al conceder ocho hits, dos jonrones y seis carreras en apenas 4.1 innings de labor.

Los pupilos de Benjamín Gil atacaron primero recién iniciado el encuentro con un sencillo de Sebastián Elizalde, quien mandó a Ramiro Peña a la registradora; pero los mochitecos reaccionaron con un tablazo profundo de Esteban “Pony” Quiroz, quien se llevó por delante a Josuan Hernández, para el 2-1.

Culiacán igualó la pizarra en la segunda con jonrón solitario de Efrén Navarro y para la tercera se fueron arriba con un rally de tres carreras que colocó el marcador 5-2.

El propio Peña se encargó de aumentar esa cifra con un cuadrangular hacia el jardín derecho, en la quinta, y en los últimos tres episodios, los visitantes pusieron cuatro carreras más al marcador, para terminar el encuentro 10-4.

Ahora, los guindas regresan a casa para tratar de sellar su pase a la gran final, mientras que para Cañeros parece difícil, pues tendrán que ganar los últimos dos encuentros en la capital sinaloense.

De Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: