LONDRES.- Tal como en sus pasados choques en el futbol español, José Mourinho y Josep Guardiola vivieron un polémico partido, ahora en la Premier League y en el cual Tottenham sorprendió al derrotar 2-0 al Manchester City, resultado que le dio un ‘empujón’ a Liverpool, para conseguir su primer título de la Premier League.

La primera parte del cotejo no solamente estuvo marcada por un inmenso dominio de los Sky Blues, sino por las polémicas que se generaron desde las decisiones del árbitro central y después por el VAR.

Pasados los 10 minutos del pitido inicial, el extremo Raheem Sterling propinó una violenta entrada con los tachones a su compatriota Dele Alli, la acción fue revisada por el Video Arbitraje y únicamente fue castigado con tarjeta amarilla.

En el minuto 36, el marfileño Serge Aurier cometió una falta dentro del área sobre Sergio Agüero, pero el penal fue señalado hasta tres minutos después, lo cual desató la ira y reclamaciones del equipo y público local.

Sorpresivamente, el encargado de cobrar la pena máxima fue el alemán lkay Gündogan y no el ‘Kun’, habitual pateador de penales; la dirección del tiro fue bien adivinada por Hugo Lloris y el marcador siguió en paridad.

Los dirigidos por Pep Guardiola continuaron con su asedio en el complemento, pero sufrieron la expulsión del ucraniano Oleksandr Zinchenko y sólo tres minutos más tarde, Bergwijn controló el esférico con el pecho dentro del área y sin dejarlo botar remató para marcar el primer tanto del partido.

Tottenham supo capitalizar el hombre de más dentro del rectángulo de juego y pasados los 70 minutos, Son recibió de gran manera un pase en la frontal del área, giró el cuerpo y sacó un disparo que se desvió en Fernandinho antes de entrar a las redes.

Esta dolorosa derrota dejó a los de Manchester en la segunda posición de la tabla con 51 puntos, 22 menos que Liverpool y prácticamente dijo adiós a la oportunidad de defender su título, cuando restan 39 por disputarse.

El club londinense escaló a la quinta plaza con 37 unidades, sólo cuatro menos que el Chelsea, que tiene el último boleto a Champions League.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: