Monterrey.- Luego de que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, anunciara en conferencia de prensa que las empresas cerveceras cerraron por la emergencia sanitaria por Covid-19 y que esto significaría un paro en la distribución de la bebida alcohólica en la entidad hasta el 30 de abril, centenares de personas salieron a los establecimientos más cercanos para "abastecerse" de este producto.

Aún cuando el mandatario invitó a los regiomontanos no salir a realizar compras de cerveza para evitar contagios por coronavirus, hubo quienes ignoraron esta recomendación y abarrotaron puntos de venta, tiendas de autoservicio y otros comercios.

En redes sociales se están difundiendo videos donde se aprecian largas filas de vehículos de consumidores en busca de algunas "chelas" o "cheves" como le llaman en esa región.

 

También en tiendas de autoservicio como Sam's Club se aprecian los carritos abarrotados de cervezas.

El gobernador aclaró que no se trataba de una ley seca, pero por las medidas que imprementarán las empresas cerveceras era lógico que este "vital líquido" para algunos, va a escasear en los próximos días.

TAGS EN ESTA NOTA: