compartir en:

Ciudad de México.- La secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, dijo que luego de la masacre ocurrida el pasado 4 de noviembre en Bavispe, Sonora, las autoridades de este estado y de Chihuahua no auxiliaron a la familia LeBarón.

Al ofrecer detalles sobre la reunión que sostuvieron ayer en Palacio Nacional con esta comunidad mormona, la exministra señaló que el encuentro les expresaron a las víctimas una disculpa porque los gobiernos de dichas entidades no los auxiliaron durante muchas horas, y que fue hasta que llegó la Guardia Nacional y las fuerzas federales, cuando inició la indagatoria del caso.

En conferencia, Sánchez Cordero aseveró que la Fiscalía General de la República (FGR) atrajo la investigación por tratarse de delitos federales, además de que las fiscalías locales no cuentan con los recursos técnicos y humanos para darle seguimiento al asunto.

Nota recomendada: México rechaza inspecciones laborales de Estados Unidos

Precisó que la FGR asumió las pesquisas por tres aspectos, el primero, porque los fallecidos tenían la doble nacionalidad (méxico-estadounidense); en segundo término, porque es un asunto de delincuencia organizada que involucra a cárteles de la droga, y en tercero, porque no se pueden desprender los homicidios cometido por los grupos criminales.

Asimismo, negó que exista “narcoterrorismo” en el país y rechazó la idea del presidente de EU, Donald Trump, de declarar a los cárteles mexicanos como grupos terroristas.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: