compartir en:

Redacción

Al menos tres versiones coinciden en la hipótesis de que José José murió no a consecuencia de un agresivo cáncer de páncreas, sino de envenenamiento en su propio hogar.

Tanto los hijos mayores del Príncipe de la Canción, José Joel y Marysol, así como una amiga cercana y confidente, Paulina Mondragón, quien conoció al cantante mexicano a través de su esposo, consideran que su muerte no fue natural y hasta concuerdan que pudo ser provocada por el entorno cercano al intérprete, fallecido a los 71 años, el pasado 28 de septiembre en Homestead, Florida.

SABÍA QUE LO ENVENENABAN
En entrevista con el programa de Ventaneando, Mondragón reveló que el cantante vivía un infierno en Miami, pues lo estaban envenenando sus seres queridos.

“Traía bufanda, un gorro, eran los huesitos, y se me colgaba. Me dice: ‘Es que Sara me dio unas pastillas para adelgazar y me comieron los músculos, porque ella dice que gordo yo no vendo’. Le costaba trabajo caminar.

“Se fue y un día regresa, me habla muy tarde y me dice que está en una suite en la colonia Nápoles (CDMX), pero me dice por teléfono: ‘Me sentía muy mal estando en mi casa, me fui al hospital,
me hicieron estudios y no me dejaron ir, salió en la sangre que yo tenía un tipo de envenenamiento y que tenía que dar parte a las autoridades’. Él dijo que primero tenía muchas cosas que arreglar y después haría lo necesario”, aseguró Mondragón, quien agregó que en su tratamiento en la clínica contra el envenenamiento en su organismo, los médicos descubrieron el cáncer de páncreas y ya no pudo tramitar el divorcio.

TAGS EN ESTA NOTA: