Por Aranxa Albarrán Solleiro / Confesiones de turista

Tejupilco de raíces y sangre derramada de Tecos, una mixtura entre mexicas y provenientes de Oaxaca y Guerrero, siendo de los primeros que habitaron el territorio, aunque su destierro fue propiciado por un imperio matlazinca hasta el año 1476, cuando el rey azteca Axayácatl los conquistó, en acorde a lo que indica la historia chichimeca de Ixtlilxóchitl.

Su herencia histórica, refugió a paseantes y dioses que conservan cada uno un sitio de veneración en las nueve zonas arqueológicas de sus 127 comunidades. Lo que sin dudarlo, lo convierte en el municipio con mayor número de espacios arqueológicos de la entidad mexiquense. Sin embargo, la mayoría se encuentran enterradas porque poco se les ha dado la importancia debida.

Poblado después de la conquista por siete familias españolas y despojados con ímpetu por indígenas defensores del territorio, permitiendo así a finales de la guerra de Independencia, que tuviera su primer nombramiento como ayuntamiento el 1 de enero de 1826.

Dentro de sus sitios turísticos más prestigiados están sus sierras, especialmente la de Nanchititla, bautizada así por sus árboles de nanche adornados por las aguas deslizantes de su cascada, con un verde penetrante y un aroma fulminante a madreselva. Su clima semitropical provoca el encanto, el hipnotismo de cualquiera que las camine. Las calles empedradas que bajan desde ellas no solo llevan entre sí una pasión por un mundo cultural y único, sino que guardan también, historias y almas que han sido perpetradas por el crimen organizado.

Los vendedores de antaño de “niguas”, el pan elaborado con frutas naturales y los tamales “nejos” hechos de ceniza cernida y envueltos en frescas hojas de plátano, cada día se perciben ausentes en las familias, puesto que la escasa oportunidad de sustentarse de ello ha sido destituida por ofertas de grupos dedicados a la elaboración y venta de drogas.

En un municipio donde los proyectos turísticos no han sabido contar con el enfoque preciso, donde se menoscaba la riqueza histórica de un sitio donde el bisabuelo de Miguel Hidalgo y Costilla pasó algunos de sus días y sitio que fue centro de guerra (inafed.gob.mx/work/enciclope), el cual ahora es controlado por uno de los cárteles de droga más poderosos del país en gran parte por su cercanía con entidades como Guerrero, considerado uno de los más peligrosos de la República mexicana.

Aquí, el número de cuartos no sobrepasa ni siquiera los 200 y el turismo rural o ecológico es poco atractivo por los jóvenes oriundos que pudieran generar fuentes de ingreso autónomas para mejorar su calidad de vida. Tener un negocio implica pagar renta a extorsionistas y perder más de lo poco que pudiera ganarse.

Un gran número de ellos se trasladan a universidades del interior del país para tener una mejor perspectiva y otras oportunidades, muchos por su ubicación sureña en el estado, consideran al turismo como una de las licenciaturas principales, viajan 102 kilómetros a la capital mexiquense para estudiarla, pero para la mayoría de las mujeres el amor y fantasía por tener a una pareja dedicada al narcotráfico,seduce de manera exponencial y puede truncar los anhelos forjados en su mente, sumando a la posición de ser uno de los 25 municipios con mayor número de feminicidios en lo que va del año, según lo indica el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

¿Por qué? La respuesta podría asegurarse en que se ha impuesto una narcocultura que provoca a los adolescentes o incluso niños, admirar a aquel que porta armas y mata por un mejor salario, como si el número de asesinatos les provocara el subir peldaños y porque es mejor insertarse en el grupo, que ser diferente y rechazar el pago semanal que ni siquiera el mejor hotel lo daría.

No todo es tan malo dentro de su cerebro, puesto que así evitan migrar al extranjero para buscarse un estilo de vida estable y tener que lidiar con gente adversa a sus costumbres e idiosincrasia.

Tejupilco es reflejo de lo vivido no solo en distintas partes del estado, sino también en todo el país. En donde el turismo se piensa magnífico para el beneficio, pero el poder de otros intereses rebasa cualquier política turística.

Confesiones en: Twitter: @aranx_solleiro, Instagram: @arasolleiro y aranxaas94@gmail.com

Imagen de Aranxa.albarransolleiro

Aranxa.albarran...


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México