MÉXICO.- Las Universidades para el Bienestar “Benito Juárez”, impulsadas por el gobierno federal no cuentan con la validez para que sus alumnos obtengan cédulas profesionales al concluir sus estudios.

Pese a que las instituciones ya están en operación desde hace más de un año, hay algunos factores que no se están cumpliendo, revela un análisis elaborado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

El estudio detalla que ninguno de los 30 planteles evaluados alcanza el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), lo que impide que puedan expedir títulos universitarios. Además, no cuentan con la infraestructura mínima para operar, no están en los municipios más pobres del país como se había prometido y su oferta educativa es escasa y de baja pertinencia.

Así como tampoco tienen los elementos básicos de transparencia, ya que omite informar sobre la ubicación específica del centenar de escuelas, el padrón de estudiantes y profesores, planes de estudios y datos presupuestales.

La organización dio a conocer que entre las irregularidades del programa de las universidades Benito Juárez está el que no se presentaron los documentos como las matrices de indicadores y los lineamientos de operación del programa, sino hasta después de que las universidades ya estaban operando. "Por eso también lo consideramos una ilegalidad", explicó el investigador Leonardo Núñez

“Tuvimos una gran dificultad para hacer este estudio, porque si se meten a la página, sólo ofrece el listado de municipios, no hay dirección, no sabemos cuántos profesores, alumnos o dirección del plantel”, señaló.

Núñez la calificó a la creación del programa como un proceso incompleto, pues en términos de evaluación de políticas públicas hubo una serie de incumplimientos legales por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Nota recomendada: Proyecto del Tren México-Toluca será modificado: SCT

Por su parte, la presidenta ejecutiva de MCCI, María Amparo Casar informó que los resultados del estudio se obtuvieron a partir de un estudio de campo en 30 universidades ubicadas principalmente en municipios de alta y muy alta marginación.

“En la investigación se señala que solo 37 de las 100 universidades están ubicadas en zonas de alta y muy alta marginación, es decir, que no se cumple al 100 por ciento la promesa de darle prioridad a dichas zonas.

Además, encontramos que en los municipios donde está solo el 23 por ciento, es decir, 31 mil 827 jóvenes de 18 a 24 años tienen bachillerato concluido y también que 50 universidades se ubican en municipios gobernados por Morena y nueve más por algún partido de su coalición”, explicó.

Debido a que estas universidades se encuentran en “el limbo”, MCCI sugiere aumentar el número de alumnos en las universidades públicas existentes, en lugar de crear nuevas, y construir sedes regionales de instituciones académicas en operación, concentrar el presupuesto en las regiones de alta o muy alta marginación, calendarizar y aplicar los recursos correctamente, y cumplir con los requisitos del RVOE para expedir títulos.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: