compartir en:

Los tráilers deben estar muy bien hechos, ya que de ellos depende que dediquemos tiempo y dinero para comprar un boleto de cine.

Cuando vamos al cine generalmente nos gusta ver los avances de las películas que vienen, ya sean nacionales o internacionales. Esas primeras imágenes están programadas de acuerdo con el complejo de cines en el que nos encontramos; la ciudad; el horario y hasta la película que decidimos ver.

Cada público es diferente, si entras a una película para niños, los tráilers que verás están dirigidos a los niños y a sus papás, pero si te decidiste por una película de terror, entonces, los avances son de películas similares.

Los tráilers deben estar muy bien hechos, ya que de ellos depende que dediquemos tiempo y dinero para comprar un boleto de cine. En Estados Unidos existen empresas que se dedican a hacer tráilers desde años decenas de años, en México la historia es diferente, porque a pesar de que hay compañías que hacen un trabajo de calidad mundial, la comunidad cinematográfica no destina recursos, ni materiales ni humanos a un tema tan fundamental.

Arturo González Alonso, director general de Art Kingdom, productora que se dedica a hacer tráilers, pósters, y mercadotecnia para películas, platica que muchas veces los productores terminan sus cintas con deudas, y sin haber previsto cómo salir a vender su producto.

Los tráilers y pósters de producciones nacionales compiten con los de películas hollywoodenses que generalmente tienen importantes presupuestos, un modelo de negocio y una estrategia de mercadotecnia bien definidos, por eso, es tan importante tener contemplado desde el inicio, un presupuesto para dar a conocer un filme.

Arturo, que ganó este año el primer lugar en el Golden Trailer Award, con el póster de la película “Estar o no estar”, señala que, para que una cinta esté lista para su exhibición, es necesario tener un tráiler, un póster y una campaña de publicidad, y en la medida que un mayor número de productores lo tomen en cuenta, los filmes nacionales alcanzarán a sus “audiencias objetivos”.

El presupuesto para hacer un tráiler varía, dependiendo de la historia, del número de personas que participen en el equipo, tales como productores, directores, fotógrafos, editores, diseñadores gráficos, animadores en 2D y 3D, diseñadores de audio, coloristas, mixers y supervisores de post producción, y por supuesto, del tiempo requerido para hacer un trabajo de calidad, que cuando está bien planeado baja notoriamente su costo. El tema en la industria cinematográfica nacional, sigue siendo la profesionalización de las producciones que incluyan desde su concepción procesos tan básicos como los trailers, además de otros innumerables conceptos.

“La marcha de los pingüinos 2”

Impresionante la historia que vimos por primera vez en el año 2006, en la que el director Luc Jacquet nos llevó a conocer cómo una pareja de “Pingüinos emperador” cría a su huevo, posteriormente a su polluelo, trabajo con el que ganó el Óscar a “Mejor documental” ese mismo año.

Ahora, en esta nueva entrega veremos cómo un joven pingüino se prepara para vivir su primer viaje entre la Antártida y el lugar de apareamiento, que puede estar hasta 80 kilómetros de distancia. Muy recomendable.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: