Ciudad de México.- De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en julio pasado la adquisición de vehículos ligeros fue de 72 mil 897 unidades, lo que representó una caída anual de 31.2 por ciento comparado con los 106 mil 88 automóviles del año pasado.

Sin embargo, aunque la situación de la industria sigue con pérdidas significativas, es un hecho que de a poco se va recuperando, teniendo en cuenta que este descenso es inferior al registrado en junio, cuando el porcentaje fue de 41 por ciento, que equivalió a 62 mil 837 carros vendidos.

A raíz de que en abril pasado se implementaron medias de salud para evitar posibles contagios de Covid-19, las compras de automóviles han registrado descensos, toda vez que debido al cierre de las fábricas, el ensamble no se produjo de la misma manera.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) pronostica que en “el escenario más positivo” las ventas anuales de 2020 terminen desplomándose 30 por ciento. Pero en un panorama más adverso contemplan que se caiga 46.8 por ciento.

Sin embargo, entre los respiros del sector está la comparación de las transacciones mensuales, porque de junio a julio hubo un repunte de 16%, lo que significó que los clientes se llevaron 10 mil 60 unidades más con respecto al sexto mes.

Nota recomendada: Nayarit dio un giro de 180 grados y ahora es uno de los estados más seguros: AMLO

El acumulado a siete meses del año es de 509 mil 318 coches enajenados, que en suma son 31.78% por debajo de lo registrado en el mismo periodo de 2019.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: