Por Vanessa Arriaga

Veracruz.- El pasado jueves, la Fiscalía General del estado de Veracruz informó que se habían encontrado 32 fosas clandestinas con los restos de 166 personas, ahora el número ascendió a 174, según los últimos reportes.

Los familiares de personas desaparecidas en la entidad, tuvieron que reconocer prendas –algunas eran de menores- o pertenencias para determinar si alguna de ellas correspondía a un ser querido. Algunos “tuvieron suerte”, pero otros no.

Esas 32 fosas que se encontraron en la zona centro del estado, es sólo una pequeña muestra de lo que ocurre en Veracruz, la entidad con mayor número de fosas clandestinas, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En un comunicado, la comisión señala que desde el 1 de enero de 2017 a agosto de 2018, se han localizado, al menos, 195 fosas clandestinas en todo el país y 704 cuerpos fueron exhumados en este periodo, de los cuales, sólo 54 ya fueron identificados.

La entidad con mayor número de fosas clandestinas es Veracruz con 38 –se tomó en cuenta la encontrada la semana pasada-; mientras que ocupa el segundo lugar en cuerpos exhumados con 83, cifra a la que se le deben sumar los 174 cráneos que se hallaron recientemente.

Pero si se toman en cuenta las cifras desde que inició Javier Duarte su gestión en 2011 hasta la fecha actual con Miguel Ángel Yunes, el número de cavidades aumenta a 601 y el de víctimas es de mil 178.

“Los resultados de este muestro confirman que la existencia de fosas clandestinas es consecuencia de la falta de procuración de justicia pronta y expedita, (están) lejos de producir investigaciones eficaces y sustentables para la localización de víctimas y el ejercicio de la acción penal contra los responsables”, se lee en el comunicado de la CDNH.

En cuanto a desaparecidos, la cifra oficial del estado sólo reconoce a 731 personas; sin embargo, este número puede ser mayor.

Al respecto, algunos diputados de Morena por Veracruz, pidieron a la Fiscalía del estado apegarse a los protocolos de atención a víctimas y cumplir con su deber ya que, la última fosa se encontró un mes antes de darlo a conocer, lo que impidió a los familiares participar en la investigación desde un inicio.

Mario Delgado, señaló que el número de fosas aumentan, pero no hay ningún responsable que pague por estos actos; además, indicó que los protocolos de investigación para la identificación de los cuerpos no se siguen adecuadamente, "es un desastre", dijo.

El problema de Veracruz no compete exclusivamente a esta zona, pues Claudia Báez Ruiz, legisladora de Encuentro Social de Puebla, pidió reforzar la seguridad en el área donde ambos estados se unen, pues teme que la inseguridad se extienda.

TAGS EN ESTA NOTA: