compartir en:

México.-El presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una consulta improvisada a mano alzada durante un mitin en Poza Rica, Veracruz, para decidir si debe contestar o no a las declaraciones de Donald Trump sobre el fenómeno migratorio.

En la Plaza Cívica 18 de marzo, el ejecutivo federal preguntó: “¿le debo contestar?” a lo que los asisten respondieron al unísono: “¡nooo!”, e insitió “a ver levanten la mano los que piensen que le debo contestar”, ante lo que pocas personas levantaron la mano.

Posteriormente pidió al público “a ver, levanten la mano los que crean que debemos actuar con prudencia” lo que causó que casi todos los asistentes contestaran positivamente, incluidos el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García y la titular de la Secretaría de Bienestar, Luisa María Albores.

Ante lo ocurrido el presidente declaró “ése es mi pueblo”, a la vez que aplaudió la decisión de los veracruzanos.

Señaló que “no vamos a pelear” e informó que ya han hablado con Estados Unidos sobre que la solución para detener la migración es crear empleos y generar un entorno de bienestar en México y Centroamérica.

TAGS EN ESTA NOTA: