NUEVA ORLEANS.- Contra todos los pronósticos o la mayoría de ellos, Minnesota Vikings sorprendió, pasó un susto y en tiempo extra eliminó 26-20 a New Orleans Saints, en juego de comodín de la Conferencia Nacional de la NFL.

Ni el ruidoso Superdome, ni las diversas bajas que tuvo para este encuentro de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), pudieron frenar a un impetuoso equipo de Vikings, que se quedó con el triunfo gracias a una atrapada más de Kyle Rudolph.

Rudolph es el líder de pases atrapados en las últimas tres yardas en lo que va de la campaña y no falló en este partido de Wild Card para que los de morado una vez más echaran a New Orleans de los playoffs tal y como sucedió hace dos campañas.

Por tercera temporada consecutiva el experimentado mariscal de campo de Santos, Drew Brees vio acabado su sueño de llegar al Super Bowl de manera agónica, emocionante y al final triste a pesar de verse favorito.

Saints en el arranque del partido se hizo sentir con el balón suelto provocado a Vikings y respondió con el 3-0 gracias a un gol de campo de 29 yardas por parte de Will Lutz.

Sin embargo, Minnesota no se achicó y por la misma vía empató el partido 3-3 con la patada de Dan Bailey. Después vinieron dos series por bando que acabaron en despeje para que Alvin Kamara hiciera su aparición en las diagonales para el 10-3 favorable a Nueva Orleans, que careció de concentración antes del entretiempo y permitió el despertar de Vikings.

En los últimos cuatro drives, dos por bando, antes de finalizar el segundo cuarto, Minnesota sacó provecho. Primero recortó distancias 10-6 con otro gol de campo, luego Brees sufrió una intercepción (la única del partido) y en la respuesta llegó el touchdown de Dalvin Cook que significó la remontada 13-10, finalmente Nueva Orleans fallaría un gol de campo de 43 yardas.

Para el tercer capítulo Cook volvió a ser un dolor de cabeza para la defensa rival y aumentó la diferencia para Minnesota con un acarreo de una yarda que puso las cifras 20-10, por lo que Brees y compañía tenían que ir el todo por el todo.

Ya en el cuarto episodio, Brees requirió de su repertorio y ofensiva con Kamara, Michael Thomas, Jared Cook y Taysom Hill, con quien conectó para la anotación y acercar a Santos 20-7.

Vikings buscó quemar el mayor tiempo posible, pero Saints recuperó de inmediato el ovoide al obligar a la patada de despeje tras un pase incompleto del quarterback Kirk Cousins.

En su oportunidad Saints parecía controlar el partido, Brees conseguía avanzar de manera tranquila, incluso para buscar la anotación del triunfo, hasta que sufrió su tercera captura y perdió el balón para el fumble propiciado también por el manotazo de Danielle Hunter.

Brees sabía de su error, pero tuvo una esperanza más cuando los de Mineápolis no hicieron nada en su última serie al ataque e incluso pasó el susto cuando Cook perdió el balón y los de casa entraron a zona de anotación. Sin embargo, en la revisión de la acción, para suerte del jugador de Vikings, el pase ya había sido completo y no balón suelto.

Llegó el despeje de los de morado y en la última serie Nueva Orleans forzó al tiempo extra con el gol de campo de Lutz, quien ahora no falló a pesar de que pateó de 49 yardas.

El volado lo ganó Minnesota para comenzar a la ofensiva y Cousins siempre encontró receptor para hacerse con el triunfo, la clave un pase de 43 yardas para Adam Thielen que los ubicó a dos yardas de la anotación, la cual llegó con el espiral de Cousins para Rudolph que valió para el definitivo 26-20 pese al intento de la defensiva local en busca de evitar el descalabro.

De este modo Vikingos de Minnesota se medirá a 49ers de San Francisco en Santa Clara en el partido de ronda divisional de la Conferencia Nacional.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: