compartir en:

TEGUCIGALPA.- Violencia en el clásico de futbol de Honduras dejó como saldo cuatro muertos, luego de que este domingo falleció el aficionado David Antonio Zúñiga, quien la noche del sábado llegó al hospital con una herida con arma blanca, tras los sucesos ocurridos previo al duelo entre Olimpia y Motagua.

El partido se tuvo que suspender debido al ataque al autobús del Motagua, lo que ocasionó disturbios alrededor del estadio, donde ayer perdieron la vida tres personas de entre 20 y 27 años de edad: Steven Martínez, Carlos Alvarado y Jefferson Banegas.

Media hora antes del inicio del clásico hondureño, el autobús del Motagua fue atacado por hinchas del Olimpia con piedras y botellas, que derivó en una batalla campal que llegó hasta el interior del Estadio Nacional de Tegucigalpa, con mujeres, niños y adultos mayores aterrados y que tuvieron que ingresar a la cancha para evitar el peligro.

El club Motagua reportó en sus redes sociales que tres de sus jugadores tuvieron que ser atendidos en el hospital por las heridas ocasionadas por el ataque: el defensa internacional hondureño Emilio Izaguirre, el paraguayo Roberto Moreira y el guardameta argentino Jonathan Rougier.

Además, hay información de ocho personas internadas en el Hospital Escuela de Tegucigalpa, algunas de ellas en estado crítico.

Tras los hechos de violencia, la policía de Honduras dio a conocer que hay una persona detenida, a quien le decomisaron dos armas.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: