compartir en:

Por Israel González y Óscar Reyes

La música traspasa el tiempo, y prueba de ello es la Original Sonora Santanera que con sus temas han hecho bailar a diversas generaciones como es el caso de los jóvenes que se dieron cita en la segunda jornada del Vive Latino.

Temas como "La boa" al lado de Roko Pachucote y "Ven, ven, ven ladronzuelo ven" con Julieta Venegas se apoderaron de los jóvenes  asistentes en el festival de rock de habla hispana.

En conferencia de prensa, el vocalista de la agrupación que celebra 62 años, Antonio Cruz habló de romper barreras con la música, "es un mal que tiene que terminar, porque lo que mal empieza mal acaba y este señor (Donald Trump está empezando desafortunadamente con el pie izquierdo en muchas cuestiones y a nosotros pocos nos incumbe. Yo creo que la música rompe barreras y rompe fronteras".

Por su parte Hombres G hicieron rememorar el amor y la nostalgia con sus éxitos noventeros como es el caso de los temas: "El ataque de las chicas cocodrilo", "Te quiero", "Un par de palabras" y "Devuélveme a mi chica".
Sobre este tema sostuvieron que  fue unos de sus primeros éxitos en nuestro país, el cual fu censurado en algunos medios "conservadores" por el uso de la palabra "mamón".

Los españoles también se de dieron tiempo para opinar sobre el muro fronterizo que pretende construir el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. 

"Estamos en contra de cualquier tipo de muro. Cualquier cosa que impida la música, el amor y las cosas bonitas de la vida puedan circular por todo el planeta", dijo el vocalista de la banda.

Pero quien se llevó la noche fue Mon Laferte, quien con glamour y coquetería hizo cantar, bailar y gritar al público capitalino; la chilena interpretó sus mejores éxitos como "No fumes mi mariguana", "Vuelve por favor", " Yo te qui" y "Tu falta de querer" y se ganó los aplausos cuando compartió el escenario con Juanes.

La originaria de Valparaiso y el colombiano interpretaron juntos " Amárrame", canción que pertenecen al álbum, "Mon Laferte Vol.2".

Durante su presentación no dejó de correr, brincar y bailar, al tiempo que jugaba con los músicos y tocaba algunos instrumentos como el bajo, por lo que se llevó el aplauso del público juvenil, principalmente por mujeres.