Madrid, 15 jul (EFE).- Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, se mostró molesto cuando fue preguntado por la situación de Gareth Bale y si desea que se marche del club la próxima temporada, cansado de lo que dijo son intentos de enfrentamiento con el jugador, con el que defendió que pese a no darle minutos, están "unidos".
 

El tono subió en la rueda de prensa de Zidane cuando el técnico se mostró hastiado de responder preguntas sobre Bale. Solamente hubo una en la comparecencia pero no sentó bien al entrenador madridista.
 

"Madre mía vaya pregunta, nosotros prensamos en el partido de mañana y él lo mismo", respondió visiblemente molesto en la rueda de prensa telemática ofrecida desde la Ciudad Real Madrid.
 

"Él es uno de los nuestros. Se intentan meter cosas entre nosotros pero no lo van a conseguir. Estamos unidos y todos pensamos lo mismo. Gareth, James y todos los que estamos aquí queremos lo mismo", defendió.
 

La realidad es que Zidane ha dejado de contar con Bale que no ha participado ni un solo minuto en las cinco últimas jornadas. Desde el 24 de junio no ha vuelto a jugar y ha sido más noticia por sus bromas en la grada captadas por las cámaras, que por lo deportivo. Tras el regreso del fútbol el galés participó en dos encuentros de nueve, recibiendo 31 minutos ante el Eibar y 71 frente al Mallorca.

TAGS EN ESTA NOTA: