compartir en:

Cruz Azul sigue sin encontrar respuestas a lo que le sucede. El sábado encaró al Morelia, equipo al que dominó a lo largo de 85 minutos, generó 11 disparos y además jugó con un hombre más en los últimos 10 minutos, pero Morelia sólo requirió un disparo de Raúl Ruidíaz para empatar 1-1 al 86’.

Al final del juego, el técnico celeste, Paco Jémez, se acercó a Roberto Hernández, timonel del Morelia y le pidió “la fórmula mágica” para obtener mucho con tan pocas opciones de gol. Ante esa situación, Gabriel Peñalba consideró que es necesario que su equipo haga al menos dos goles por juego para amarrar resultados.

“Es increíble que te pateen una vez a los tres palos y sea gol y nosotros tenemos que crear muchísimas situaciones para hacer uno, entonces tenemos que hacer mínimo dos goles para ganar un partido”, dijo el argentino.

El mediocampista indicó que la situación actual del equipo hace sentir mal al plantel, pero también a la afición, que cada vez asiste con menor afluencia al estadio Azul. “La verdad que duele, es un momento en el que estas situaciones te hacen mierda, estamos para la mierda, la vida cotidiana después de estas situaciones es muy difícil”, declaró el futbolista.

Asimismo, el sudamericano explicó que jamás en su carrera le había pasado algo similar como lo que vive en Cruz Azul. “No creo en maldiciones, pero obviamente hay algo porque no puede pasar esto, no me pasó nunca en 13 años como profesional más los 10 años de amateur. No encuentro respuestas. Hace 13 jornadas que venimos con la misma sintonía: partidos controlados y en los últimos minutos se escapan. Ahora toca comer mierda y después reponerse para el juego contra Toluca”.

TAGS EN ESTA NOTA: