compartir en:

Los Cabos, BCS.- A pesar de que “Bud” se degradó a tormenta tropical, Protección Civil de BCS implementó la alerta amarilla debido a que el sistema presenta vientos de hasta 90 kilómetros por hora y rachas que llegarán hasta los 120 kilómetros por hora, por lo que el gobernador de la entidad, Carlos Mendoza Davis informó que se suspenderán las clases vespertinas del jueves y todo el día del viernes en los municipios de La Paz y Los Cabos.

 

 

El mandatario estatal indicó que desde mañana por la tarde estarán listos los albergues para atender a la población que lo necesite, garantizó el abasto de combustible, alimentos y agua en los supermercados de Baja California Sur y dijo que se cuenta con maquinaria pesada para liberar accesos que pudieran verse afectados por la tormenta “Bud”.

 

 

Reportó que ya se encuentran cerrados todos los puertos de Los Cabos a todo tipo de embarcaciones con el objetivo de prevenir cualquier contingencia, y que los aeropuertos internacionales de San José del Cabo y Cabo San Lucas están funcionando con normalidad y no hay reportes de cancelación de vuelos.

 

 

 

 

 

Mendoza Davis afirmó que se cuenta con el protocolo de seguridad para salvaguardar la vida de las personas que se encuentran en zonas de riesgo, así como para proteger las zonas habitacionales y comerciales.

 

 

AEH   

TAGS EN ESTA NOTA: