MÉXICO.- Diversas organizaciones LGBT en México alzaron la voz para pronunciarse en contra de los crímenes de odio y pedir protección a los miembros de su comunidad.

Tras los recientes asesinatos de jóvenes en Morelos y Guadalajara, la organización Avem México, que busca visibilizar, proteger y defender los derechos de la comunidad LGBT+, mostró su indignación y pidió un alto a los crímenes de odio en el país.

Asimismo, el colectivo para la Protección de Todas las Familias en Yucatán se pronunció en contra y exigió justicia para los jóvenes que han sido asesinados solo por el simple hecho de ser "diversos".

"Nos están desapareciendo por el hecho de ser nosotrxs, por el hecho de ser diversxs. EXIGIMOS #JusticiaParaJavierEduardo #NoMásCrimenesDeOdio #NosEstanMatando", publicó el organismo en Twitter.

El pasado 19 de agosto, fue hallado calcinado y con huellas de tortura, el cuerpo del joven Javier Eduardo Pérez Hidalgo, de 34 años, quien era activista LGBT y conductor de Uber en la Ciudad de México.

Familiares y amigos reportaron que Javier Eduardo salió de su departamento en la Ciudad de México el miércoles 19 de agosto y no volvieron a saber de él hasta que fue hallado asesinado en Acapantzingo, Morelos.

Según destacan medios locales, el cadáver de la víctima, que había sido reportado como desaparecida, estaba envuelto en una bandera de colores, símbolo de la comunidad LGBT, y junto al cadáver habría un mensaje de odio.

La Fiscalía General del Estado de Morelos informó en un comunicado que integró una carpeta de investigación para llevar a cabo las indagatorias que permitan la identificación del o los responsables de este homicidio, y aseguró que realiza los trabajos que garanticen que este "condenable hecho" no quede en la impunidad.

Tras darse a conocer la noticia, colectivos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y trans exigieron justicia por el asesinato.

"Este comité condena el asesinato de Javier Eduardo y hace un llamado a la FGR (Fiscalía General de la República) y a las instituciones pertinentes para dar con la persona o personas responsables de este crimen de odio", apuntó el Comité de Diversidad Ixtacalco en su cuenta de Twitter.

El caso de Javier Eduardo se registró apenas unos días después que el de Jonathan Santos, un estudiante de la Universidad de Guadalajara, activista por los derechos LGBT y que fue hallado sin vida en Zapopan, Jalisco.

De acuerdo con la organización Letra S, en los últimos cinco años, de 2015 a 2019, al menos 441 personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual y trans (LGBT) fueron víctimas de violencia homicida, con el último año como el más violento del lustro con 117 asesinatos.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: