Ciudad de México.- La avenida Gran Sur se encuentra bloqueada por alrededor de 700 miembros de la cooperativa de la cementera Cruz Azul, quienes están a la espera de que se realice una asamblea para definir el nuevo organigrama luego de la renuncia de su presidente Guillermo Álvarez Cuevas.

Los cooperativistas se encuentran postrados a la entrada de las oficinas centrales de Cruz Azul, en la colonia Pedregal de Carrasco, en la alcaldía Coyoacán.

A pesar de que ayer se anunció que la asamblea no se llevaría a cabo por órdenes del Gobierno de la Ciudad de México por considerar un evento que podría originar contagios por Covid-19; aun así, los socios decidieron acudir a las instalaciones de esta firma.

"El gobierno de la CDMX ordena no instalar y/o celebrar la Asamblea General Ordinaria 'convocada' para este miércoles 26 de agosto en CDMX. El inmueble sede no está en condiciones para celebrar reuniones multitudinarias", publicó ayer la Cooperativa Cruz Azul en Twitter.

Además, destacó que a quienes acudan a este movimiento se les considerará como un desacato.

El pasado 1 de agosto, el periodista Ciro Gómez Leyva difundió un documento donde “Billy” Álvarez daba a conocer que dejaba su cargo al frente de la cementera, tras las acusaciones en su contra de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

"Deseo informar que, luego de aproximadamente 32 años de ocupar el cargo de Director General de la Cooperativa Cruz Azul, considero que mi ciclo al frente de ésta ha llegado a su fin… En consecuencia y por este medio renuncio al cargo de Director General de la Cooperativa Cruz Azul", expresó Álvarez Cuevas en el documento.

TAGS EN ESTA NOTA: