compartir en:

Ciudad de México.- El recinto de Santa Úrsula luce en condiciones impecables para recibir a la NFL.

El mítico Estadio Azteca se encuentra listo para albergar el partido de lunes por la noche entre Cargadores de Los Ángeles y Jefes de Kansas City, en lo que será un evento más a su variada gama.

Desde que se inauguró el 29 de mayo de 1966, el Coloso de Santa Úrsula, habitualmente sede de partidos de futbol, ha sido testigo de diversos eventos deportivos de relevancia, conciertos y hasta religiosos.

Para este lunes, el Azteca dejará de ser sede de los equipos de futbol América y Cruz Azul, así como de la selección mexicana, para ser casa de los Chargers, que fungirán como local en lo administrativo para este encuentro de la semana 11 de la temporada 2019 de la NFL.

De tal manera que el inmueble de la Ciudad de México ya luce como un emparrillado y en las zonas anotación ya se aprecia de un lado la palabra Los Ángeles y del otro Chargers.

Además de que en algunas partes del estadio se aprecian los colores azul, blanco y amarillo, así como el rayo, insignia del conjunto angelino, que desea también recibir el respaldo de la afición tricolor, que se prevé dividida para este duelo contra Chiefs.

Esta será la primera ocasión que Chargers y Kansas City jueguen en el estadio Azteca, mismo que albergará su partido número nueve de NFL, cuarto de temporada regular, es decir con validez, por lo que Chargers y Chiefs para nada se regalarán.

El césped del estadio se encuentra en óptimas condiciones, en busca de una revancha luego que lo maltratado del año pasado obligó a la Liga Nacional de Futbol Americano a suspender el duelo entre Jefes y Rams de Los Ángeles.

El Estadio Azteca así sumará un evento más de relevancia, que van desde partidos de dos Copas del Mundo de la FIFA, la visita de Juan Pablo II, conciertos de artistas como Michael Jackson, Elton John, así como del grupo irlandés U2.

Con información de Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: