compartir en:
Video Embed: 

CIUDAD DE MÉXICO.- El exjugador de Lobos BUAP fue entregado por la PGR a autoridades de la Interpol, quienes lo llevaron a Argentina para continuar su proceso penal

Jonathan Fabbro, exfutbolista de Lobos BUAP, fue entregado por la Procuraduría General de la República (PGR) a las autoridades argentinas, ya que se le acusa en su país natal (es nacionalizado paraguayo) de haber abusado sexual y periódicamente a su ahijada, desde que tenía seis hasta los 11 años de edad.

 

 

La entrega de quien fuera integrante de clubes como Dorados y Jaguares se realizó en el aeropuerto de la Ciudad de México a agentes de la Interpol para que fuera resguardado debido a que agotó todos los recursos legales que le permitieron estar arrestado durante cinco meses en un penal de Cholula, Puebla. En todo momento ha estado apoyado por su esposa, la modelo paraguaya Larissa Riquelme.

 

 

@jonathanfabbro

Una publicación compartida de Lari Riquelme (@larissariquelme) el

 

La denuncia en contra de Fabbro fue interpuesta por la madre de su pequeña ahijada, quien se dio cuenta que el exjugador le pedía a la menor tomarse fotografías provocativas a través de mensajes de Whatsapp. Fue el hermano de 17 años de la infante quien indagó más en el tema y consiguió que ella confesara que Jonathan la besaba como si fuera su novia desde que tenía seis años y que frecuentemente le acariciaba el pecho y eyaculaba en su boca.

 

 

@jonathanfabbro #6años7meses #felizcumplemes

Una publicación compartida de Lari Riquelme (@larissariquelme) el

 

Por tal motivo, la madre acudió a las autoridades argentinas para presentar la denuncia, acompañada del testimonio de una psicóloga y de la menor, quien repitió todo lo que le había confesado al hermano. Fabbro es requerido por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional de Buenos Aires para deslindar responsabilidades o saber si se hará acreedor a una pena que podría alcanzar los 20 años en prisión.

TAGS EN ESTA NOTA: