compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) obtuvo una orden de cateo para tratar de localizar a Juan Apolinar Torales Iniesta, uno de los dos Directores Responsables de Obra (DRO) del Colegio Enrique Rébsamen.

De acuerdo con información, el director de obra avaló en junio de 2017, que el colegio Rébsamen contaba con la constancia de seguridad estructural adecuada, es decir, que podría soportar un sismo, sin embargo, no fue así.

Hasta el momento, Torales Iniesta se encuentra prófugo de la justicia, al igual que Francisco Arturo Pérez Rodríguez, los cuales cuentan con órdenes de aprehensión desde más de año y medio.

En tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitirá, en las próximas semanas, una recomendación por las omisiones de funcionarios locales y federales, al permitir que siguiera operando la escuela, a pesar de haber sido clausurada en varias ocasiones.

Nota recomendada: Llevan a cabo macrosimulacro en la CDMX

Hasta el día de ayer, sólo se habían ejecutado dos órdenes de aprehensión, una contra Mónica García Villegas, dueña del colegio, y otra contra el Mario Velarde Gámez, quien validó la seguridad estructural de las instalaciones de la escuela.

No obstante, los funcionarios que permitieron la operación del Rébsamen, siguen bajo investigación de las autoridades, pero sin una orden de aprehensión.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: