El secretario de Salud de la Ciudad de México, José Armando Ahued, reconoció que si fue distribuida la carne de caballo para el consumo humano en algunas carnicerías, mercados y puestos de la capital.

A través de una conferencia de prensa, el secretario local no específico en que delegaciones se distribuyó el producto, sin embargo, indicó a los medios que este problema no es “serio ni tan grande”, debido a que consumir carne de caballo “no hace daño a la salud”.

NOTA RELACIONADA: Detectan venta de carne de caballo en seis ciudades del país

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana, se indicó que esta carne no está autorizada para el consumo humano, ya que está establecida a utilizarse para animales de zoológicos, o incluso mascotas.

“El consumo de carne de caballo más que ser un problema de salud pública es un engaño a la gente, derivado a que el kilo de carne de caballo vale 75 pesos y la carne de res 150 pesos…En este caso Sagarpa y Cofepris la producción de carne de caballo no está para consumo humano, de tal manera que igual que la de puerco y res nutrimentalmente es buena sin embargo no está autorizada para consumo humano”, asegura Armando Ahued.

Asimismo, añadió que en México hay un registro de 11 rastros de carne de caballo, pero ninguno se ubica en la Ciudad de México, y de ellos se exporta carne a países autorizados como son Rusia, Vietnam y Bélgica, entre otros.

Hasta la fecha, se ha iniciado la supervisión de los establecimientos por parte de Sagarpa, Cofepris y Profeco, donde el secretario de Salud invita a los ciudadanos a revisar el establecimiento donde compran carne, ya que esta debe estar etiquetada, tener caducidad, su color debe ser “rojo o rosita” y tiene que estar en refrigeración.

TAGS EN ESTA NOTA: