compartir en:

Aarón Cruz Soto 

Ciudad de México.- El candidato a concejal en la delegación Benito Juárez por el Partido Revolucionario Institucional, Luis Javier Guerrero, señaló al Tribunal Electoral de la Ciudad de México de discriminación, pues el Tribunal resolvió asignarle la concejalía a su compañera de partido María Fernanda Bayardo Salim.

La argumentación del Tribunal para otorgar la concejalía, fue a partir de una una acción afirmativa en favor de las mujeres, ya que la primera fórmula del PRI era la encabezada por María Bayardo y por lo tanto ella era quien debía quedarse para concejala. Así el TECDMX corrige la resolución del Consejo Distrital respecto a la equidad de genero en la repartición de los espacios que se debían asignar por representación proporcional. 

“Al respecto, la parte actora considera que el acuerdo controvertido es violatorio de sus derechos político-electorales ya que a pesar de haber sido registrada en la posición número uno de la lista de representación proporcional postulada por el Partido Revolucionario Institucional, fue sustituida por el candidato de la posición número dos a fin de evitar una sobrerrepresentación del género femenino.

Por ello, la parte actora considera que la autoridad responsable realizó una indebida y excesiva aplicación de la asignación paritaria para la integración de las concejalías en la demarcación de Benito Juárez, al determinar que la formula dos encabezada por Luis Javier Guerrero Guerra tenía un mejor derecho para ser designado como Concejal.

En ese sentido, considera que este Tribunal Electoral debe reconocer la necesidad de adoptar acciones afirmativas y como consecuencia, maximizar los efectos de la participación política de la mujer, sobre todo en la toma de decisiones públicas, entorno en el que históricamente han sido discriminadas", expresa la sentencia del Tribunal Electoral de la Ciudad de México

Igualmente, en la resolución se reconoció la exclusión de las mujeres en términos históricos. 

"Aunque el rasgo a considerar está formulado en términos neutros, para la comprensión del mandato constitucional debe partirse –en principio– del reconocimiento de la exclusión sistemática que han sufrido las mujeres a través de la historia, en los ámbitos educativo, económico, laboral, social, político, entre otros; tanto en México, como en el mundo en general." Aclará el TECDMX en la sentencia. 

Así haciendo uso de una acción afirmativa en favor de las mujeres el órgano de justicia reasigno el espacio de representación a María Fernanda Bayardo.

En entrevista con el Diario de México, Luis Javier Guerrero, aspirante a concejal por la fórmula dos de la lista cerrada de representación proporcional de PRI, acuso a Claudia Sheinbaum de haber intervenido en la resolución del Tribunal, en complicidad con el jefe delegacional Fernando Mercado Guaida.

Así Luis Javier comentó que fue Martha Alejandra Chávez Camarena quien resolvió cambiar la resolución anterior del Consejo Distrital y que esta argumentó que la relación de las mujeres con los hombres ha sido de sometimiento. A lo que Luis Javier apeló la resolución pues considera que afecta sus derechos políticos y que, al quitarle su concejalía para dársela a una mujer, afecta la equidad de género en el organismo.

Comentó que Fernanda Bayardo es novia de Fernando Mercado Guaida, jefe delegacional de la Magdalena Contreras y acusó Javier, que fue Mercado Guaida quien apoyó a Claudia Sheinbaum en la elección pasada y también fue él quien pidió a Sheinbaum que interviniera en el proceso para que Fernanda fuera concejal

“México ha logrado el derecho a la igual y no hay ninguna desventaja entre hombres y mujeres para ocupar un cargo público”, declaró Luis Javier Guerrero.

Además, el excandidato a concejal inició un juicio para la Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano donde argumentó:

"El Tribunal responsable sostuvo que la práctica discriminatoria por cuestiones de género solo se da hacía las mujeres y no respecto de los miembros del género masculino, porque, en su concepto, éstos se encuentran en una situación de hecho en la que han disfrutado a plenitud del ejercicio de sus derechos políticos, al menos por razón de género, y no existen elementos en el caso para llegar a una conclusión distinta.

Ese razonamiento, es DISCRIMINATORIO, porque se aparta del principio constitucional de paridad, el cual opera como principio democrático en favor de toda la sociedad." escribió Javier Guerrero. 

Agregó el demandante,que la paridad de genero no es una medida de acción afirmativa y que por lo tanto, reclama la restitución de su concejalía. 

ACS

TAGS EN ESTA NOTA: