compartir en:

Durante una gala realizada por Human Rights Campaign, donde se le entregó un reconocimiento a Katy Perry, la cantante confesó sus preferencias sexuales y aseguró que hizo más que besar a una chica; lo anterior en referencia a su tema “I kissed a girl and I like it”, basado en hechos reales.

La intérprete de “Roar” aseguró que cada canción que compone está inspirada en algún acontecimiento de su vida, y aprovechó parta revelar que durante su adolescencia rogaba por no sentirse “gay”; Perry también hizo un reconocimiento a toda la comunidad LGBT por tener el valor de expresar sus preferencias.

La cantante creció en una familia cristiana, donde era difícil poder expresar intereses; sin embargo, siempre sintió curiosidad por explorar su sexualidad. Sus deseos de experimentar la atormentaban cuando iba a campamentos cristianos, pero después comprendió que no era nada malo.