El francés aseguró que él lo haría pero... no es gay

Antoine Griezmann, el tercer mejor futbolista del mundo en la actualidad, opinó que algunos jugadores podrían no decir abiertamente que son homosexuales por temor a que su imagen sea dañada.

El goleador del Atlético de Madrid ofreció una entrevista para el diario El País en la que le cuestionaron sobre los festejos que suelen tener los futbolistas durante una anotación al manotearse los glúteos o acariciarse el cabello.

“Eso en la calle no lo hacemos, es verdad. Creo que lo del culo es porque es la parte que está más cerca de la mano (risas). No creo que sea cariño. Yo por tocarle el culo a alguien no le voy a tener más aprecio. Es más como para bromear”, respondió el francés.

Griezmann comentó que la euforia de un gol provoca, incluso, que los jugadores se besen en la boca sin intención de hacerlo, pero a él nunca le ha pasado.

Al ser cuestionado sobre por qué los futbolistas no dicen públicamente que son gay, respondió:

“Yo creo que en el futbol no es habitual porque nos hacemos los duros y los fuertes. Hay mucha gente mala y pueden tener miedo a ir a los estadios y que les insulten. Yo creo que lo haría. Claro, es más fácil decirlo cuando no tienes que pasar por ello”.

TAGS EN ESTA NOTA: