compartir en:

México festejaba su pase al partido de desempate luego de su triunfo 11-9 sobre Venezuela y estaba listo para batirse contra Italia por el pase a la segunda ronda del Clásico Mundial de Beisbol, cuando el Comité corrigió su decisión y le otorgó el boleto a Venezuela, por lo que la novena mexicana se despidió del campeonato en su propia casa.

Tuvieron que pasar tres partidos para que la novena tricolor sumar su primer triunfo y empató las marcas de Italia y Venezuela con un triunfo y dos derrotas, pero debido a la diferencia de carreras conseguidas, México fue eliminado.  

Luis Mendoza fue el abridor para el equipo mexicano y cumplió con una gran actuación a lo largo de las primeras cuatro entradas, en las que permitió dos carreras en 56 pitcheos, por lo que fue despedido por la afición con una carretada de aplausos. México construyó una amplia ventaja con dos jonrones, en la segunda y quinta entrada, obra de Esteban Quiroz y Brandon Laird respectivamente. El primero voló la pelota y provocó las carreras de Amador y Navarro, mientras que el segundo impulsó las anotaciones de Quiroz y Adrián González.

El combinado mexicano sufrió en la quinta, sexta y séptima entradas, en las que Venzuela apuntó a su pizarra ocho carreras y recortó la distancia a sólo dos puntos (11-9) y fue entonces cuando regresaron los fantasmas que amedrentaron a la novena mexicana con los recuerdos de la derrota contra Italia el pasado jueves. Pese a que Venezuela amenazó durante las dos últimas entradas, México mantuvo la ventaja.

Oliver Pérez lanzó en la octava y parte de la novena para dejarle el último tramo del juego a Robert Osuna, quien se mostró sobrio, lanzó 15 bolas perfectas para mantener el 11-9.  

TAGS EN ESTA NOTA: