compartir en:

Ciudad de México.- De nueva cuenta el balón pondrá frente a frente a ambas selecciones que cada vez que se enfrentan por algún título, brindan juegos llenos de mucha garra y pasión.

La tradición oral relata que el enemigo deportivo número uno de Brasil es Argentina, ya que ambas selecciones son las que dominan el futbol sudamericano, prevén de jugadores a todos los equipos del mundo y principalmente porque ambas presumen de haber contado con el mejor futbolista de la historia, por un lado Pelé y por el otro Diego Armando Maradona.

Quizá los libros así lo testifican, pero en los últimos 20 años, México se ha convertido en el 'némesis' del conjunto brasileño, debido a que en las seis finales que han disputado, los mexicanos han salido airosos de los enfrentamientos que han tenido ante los integrantes de la ‘canarinha’.

La primera final que tienen registrada se remonta a la que disputaron en los Juegos Panamericanos México 1975, en aquella ocasión, ambas escuadras registraron un 1-1, pero por una invasión de campo y posteriormente un apagón, el partido se suspendió y las dos selecciones recibieron la medalla de oro.

Tuvieron que pasar 21 años para que nuevamente se volvieran a enfrentar. El choque se dio bajo el marco de la final de la Copa Oro de 1996, en donde el equipo mexicano que era dirigido por Bora Milutinovic se impuso por marcador de 2-0.

Por si faltaban más ingredientes para reafirmar a México como el verdugo de Brasil, llegó la final de la Copa Confederaciones de 1999 y de nueva cuenta el Tri le brilló el trofeo a los sudamericanos al derrotarlos por un agónico 4-3 en la cancha del Estadio Azteca.

En la cuarta final donde se vieron frente a frente ocurrió en la Copa Oro de 2003, en esa ocasión los tricolores que eran dirigidos por Ricardo Antonio La Volpe, conquistaron el título de la Concacaf gracias al tanto de Daniel Osornio en tiempo de compensación en el choque que se desarrolló en la cancha del coloso de Santa Úrsula.

Hasta ese momento el dominio de selecciones mayores se inclinaba para el bando mexicano, pero en 2005, ambas selecciones se toparon en la final de Mundial de futbol en la categoría Sub 17 y al igual que la absoluta, los ‘niños’ se quedaron con el título al vencer a los amazónicos con un contundente 3-0.

Pero llegaría el duelo que confirmaría por completo a México como el ‘enemigo’ número uno en futbol, pues se enfrentarían en la gran final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde estaba en disputa el único título que le faltaba en ese entonces a las vitrinas del ‘scratch du oro’ y por ello, el cuadro sudamericano llevó a figuras como Neymar, Hulk, Thiago Silva y Marcelo para lograr la gesta, sin embargo, el Estadio de Wembley, la catedral del futbol, atestiguó como la Selección Mexicana borró por completo a los brasileños y logró colgarse la medalla de oro al doblegar por 2-1 a los sudamericanos y con ello sembrarle la derrota más dolorosa de su historia.

El próximo domingo 17 de noviembre el destino los vuelve a enfrentar, pero ahora por el título de la Copa del Mundo en la categoría Sub 17, si bien es cierto que Brasil juega de local y parte como favorito, sus genes que circulan por su sangre, saben que enfrente estará el ‘depredador’ que a lo largo de la historia les ha hecho mucho daño y por esa razón, intentarán ponerle un alto al cuadro mexicano que puede presumir de ser el único país en sembrarle preocupación cada vez que se encuentran en una cancha de futbol.   

 

TAGS EN ESTA NOTA: