Por Nadia Venegas

Sin definir un incremento a las tarifas, el gobierno capitalino dio el banderazo de salida a 74 nuevas unidades para el transporte público.

Presumiendo que el pasaje en esos autobuses costaría 10 pesos en otros estados, fue como inauguró este servicio el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

“Estos buses en cualquier otra ciudad del interior de la República estarían arriba de 10 pesos, nada más por la inversión porque estamos hablando de más de 3 millones de pesos de cada bus".

“Sin embargo, la Ciudad de México no sólo tiene este nivel de tarifas, sino el beneficio social”.

En total, se invirtieron 222 millones de pesos, mismos que provienen del fondo de capitalidad, el cual fue reducido este año.

“Queremos recordarle al gobierno federal que para esto queremos el dinero”, mencionó Mancera al hacer referencia al recorte presupuestal.

Cada camión cuenta con cámara de videovigilancia y botón de pánico que está conectado directamente al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano.

Se informó que tienen GPS y un sistema que no permite el avance del vehículo si las puertas se encuentran abiertas, ya que esto está penalizado.

Los nuevos camiones  circularán a partir de este día, cubrirán 11 rutas.

Entrevistado después del evento, el mandatario reconoció que pese a que llevan dos meses de negociaciones, aún no se logran acuerdos sobre el precio del pasaje.

 

   

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: