compartir en:

El arquero del equipo Lobos BUAP, Lucero Álvarez sufrió una lesión que casi le cuesta el ojo izquierdo, luego de un fuerte golpe durante el enfrentamiento con Querétaro el pasado sábado.

Álvarez intentó desviar un balón elevado en su área cuando Everardo Stum de Gallos Blancos le propinó un fuerte golpe en el pómulo luego de buscar cabecear el balón.

El jugador de inmediato se tiró al suelo y comenzó a sangrar, por lo que el partido tuvo que ser interrumpido.

A través de su cuenta de Facebook Álvarez comentó: "Gracias a todos los que se comunicaron para saber cómo estaba. Triple fractura de pómulo y a punto perder un ojo pero gracias a Dios ya estoy bien. ¿Cómo se ve?"

TAGS EN ESTA NOTA: