compartir en:

Como parte de la despedida fu­neraria, los restos de Doña Gui­llermina Muñiz, mamá Marc An­thony, recorrieron diversas calles del barrio Harlem, donde pasó gran parte de su vida después de su llegada de Puerto Rico.

“Bien bonita que era ella, gra­ciosa. Yo llevó 46 años viviendo aquí y la conocía desde que mis hijos eran chiquitos y Anthony era chiquito”, comentó una veci­na a Telemundo.

El intérprete de “Valió la pena” estuvo acompañado de su actual pareja, la modelo Raffaella Mo­dugno, así como de algunos de sus hijos; además, la ceremonia estuvo rodeada de amigos cerca­nos y familiares de la fallecida.

Dejó huella

Durante varias horas los acompa­ñantes tuvieron que esperar en la sala funeraria para después estar en una misa de cuerpo presente; la seguridad del boricua no dejó que los medios de comunicación interrogarán al artista.

Como recuerdo, las vecinas del barrio dejaron una corona de flo­res en el edificio en el que vivió Doña Guillermina; cada mujer tomó una rosa roja. Hasta el mo­mento el cantante no ha detalla­do las causas de la muerte.

 

TAGS EN ESTA NOTA: