compartir en:

Por Carlos Meraz

Para Rey Pila, el rock como lo conocimos en el siglo pasado desapareció y lo suyo es un pop con una influencia new wave, patente en el sonido de su actual EP Lucky No. 7.

“La última banda de rock que escuché fueron The White Stripes y The Strokes... Somos una banda de pop, como Prince y la primera etapa de Depeche Mode, así como de Soda Stereo o como aquel álbum Reggatta de Blanc, de The Police.

”Mi primer encuentro con el rock se remonta a la aparición del disco Nevermind de Nirvana, allá por septiembre de 1991 y a mi asistencia al concierto de David Bowie en México, en octubre de 1997”, advirtió el vocalista de la banda mexicana Diego Solórzano.

La alineación surgida en 2011, bajo el nombre de un grafiti de Jean-Michel Basquiat que contenía las palabras en inglés “King Battery”, está conformada por Andrés Velasco, Rodrigo Blanco y Miguel Hernández.

Su próximo álbum también será en inglés y saldrá en 2020, y podría repetir al productor de su actual EP, Dave Sitek, exintegrante de TV On The Radio.

“Vendrá acompañado con una gira, pues queremos tocar por México, Estados Unidos, Sudamérica y Europa”, afirmó.

ANÉCDOTAS CON DEPECHE Y THE CURE
Rey Pila es uno de los pocos grupos mexicanos que se puede jactar de haber sido “telonero” de los conciertos en la CDMX de las influyentes bandas británicas Depeche Mode y recientemente de The Cure.

“En Estados Unidos un amigo le mandó nuestro disco a Martin Gore (guitarrista de DM) y le gustó. Así que fue como tocar ante el mejor maestro y llegar a esa salón nos costó muchas giras por EU con sangre, sudor y lágrimas.

“Con The Cure también un amigo de EU le dio un disco nuestro a Robert Smith y le gustó. Así que cuando vino a México pidió que le abriéramos su show y tras vernos nos dijo que habíamos dejando la vara muy alta con nuestra actuación. Él deja claro que a nivel personal y humano, los más grandes son los más sencillos”, destacó Solórzano.

TAGS EN ESTA NOTA: