compartir en:

Ciudad de México.- Después de la riña que se desató los pasados martes y miércoles en el penal de Atlacholoaya, Morelos, y que dejó al menos siete muertos, custodios de las áreas varonil y femenil se fueron a paro de labores, acusando que trabajan en precarias condiciones.

Al protestar afuera de la cárcel, exigieron la renuncia de los mandos superiores, de su coordinador, Jorge Israel Ponce de León Bórquez y de la Jefa de reclusión, Miriam Mirelles, a quienes señalaron de no atender sus peticiones, toda vez que no se esfuerzan en mejorar su espacios de trabajo y no les garantizan su seguridad, esto ante las constantes amenazas por parte de los internos. 

Dijeron que es urgente que las autoridades capaciten a todo el personal para poder hacer frente a situaciones futuras, ya que al interior, afirmaron, la disputa entre grupo de la delincuencia organizada es permanente.

Nota recomendada: AMLO felicita a Trudeau por su reelección; abordan T-MEC

También solicitaron el traslado de reos de alta peligrosidad a otras prisiones de mayor seguridad, debido a que, declararon, éstos han enviado a personas desde el interior del penal para amedrentarlos en sus domicilios.

De acuerdo on los encargados de la penitenciaria, se han suspendido las visitas familiares, dado que no existen las condiciones favorables para ello.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: