compartir en:

México.-Luego de los hechos de violencia ocurridos en Uruapan, Michoacán, que dejaron un saldo de al menos 20 ejecutados, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que fueran a “caer en la trampa” de declarar la guerra a la violencia “como lo hicieron en otros tiempos”.

Desde Durango, durante su conferencia de prensa matutina, tras lamentar los crímenes ocurridos, el primer mandatario aseguró que seguirán atendiendo las causas que originan la violencia, pues “la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia”.

Apuntó que declarar la guerra “fue lo que nos llevó a esta situación de inseguridad y de violencia”, por lo que aseveró, “está demostrada que fracasó”.

“Justo ahí, en Uruapan es donde empezó todo, donde se le dio el garrotazo a lo tonto al avispero. Es un desafío para las autoridades, pero vamos a seguir con la misma estrategia, estamos seguros que va a dar buenos resultados”, resaltó.

Precisó que ante la situación “no estamos cruzados de brazos” e indicó que la seguridad en Michoacán se reforzará, además mencionó que en esa entidad iniciará el programa de atención a jóvenes para prevenir las adicciones.

Además, el Ejecutivo federal informó que la Marina detuvo a 14 presuntos  integrantes de un grupo criminal, sin embargo, apuntó que “no se sabe” si están relacionados con el caso de al menos una veintena de cuerpos colgados, embolsados y desmembrados hallados en calles de Uruapan.

Destacó que dos de los aprehendidos tienen 16 años, lo que señaló es una muestra de que se necesitan programas que atiendan a los jóvenes.

 

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: