compartir en:

Una de las bebidas alcohólicas con más tradición en nuestro país está a punto de poder desaparecer, así lo advirtió Lydia Patricia Martínez Madrid, investigadora de la Coordinación de Patrimonio Cultural e Investigación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Luego de presentar su libro “Pulque”, reconoció que esa situación es persistente pese al interés por hacer resurgir la también llamada "bebida de los dioses". “El problema (…) es que no hay magueyes”, expuso.

La investigadora consideró que uno de los riesgos es porque la hoja de la penca del maguey se utiliza para la preparación del mixiote.

Recordó que la maduración de la planta tarda de ocho a 10 años y sólo puede extraerse aguamiel por al menos seis meses, porque después se acaba, pero en ese lapso está también la problemática de los “mixioteros” que deforestan las zonas de sembradío.

Sobre las consecuencias del cambio climático, la autora del libro negó que el fenómeno represente un riesgo porque el maguey es resistente y tiene capacidad de responder a éste.

Sin embargo, insistió en que hoy en día es difícil mirar los paisajes o cercas de magueyes. “Ya no vemos los cultivos ni tampoco la frontera remarcadas con magueyes, y antes era un paisaje muy común en México”.

TAGS EN ESTA NOTA: