compartir en:

Ciudad de México.- Los perros mueven sus patas rápidamente para evitar ahogarse, lo que les puede causar mucha ansiedad o estrés

Hay razas de perros que tienen habilidad nata para aprender a nadar y otras a las que les cuesta trabajo pero que podemos enseñarles con un poco más de dedicación, así que la idea que tenemos de que los perros saben nadar desde su nacimiento es un mito.

Cuando los metemos al agua sin preparación previa, los perros mueven sus patas rápidamente para evitar ahogarse, lo que les puede causar mucha ansiedad o estrés, es importante considerarlo para cuando sea la primera vez que tiene contacto con el agua y así, evitar que sea una experiencia poco agradable.

Lo ideal sería enseñarlo a nadar cuando es un cachorro, sin embargo, también puedes enseñarlo si ya es adulto, sólo recuerda que el primer contacto del perro con el agua debe ser una experiencia divertida y que conviene elegir lugares poco profundos para sus primeros chapuzones.

A continuación, te compartimos algunos consejos:

1. Elige un lugar poco profundo y que sea cálido: Para los primeros días en el agua pueden ir a la orilla de un lago o usar una piscina pequeña, esto ayudará a que el perro adquiera confianza en sí mismo. Para un animal primerizo es bueno que el primer contacto de sus patas con el agua sea en superficie y que el ambiente sea cálido para que el agua tenga buena temperatura y lo disfrute.

2. Ve a una zona donde no haya mucho ruido: Los perros tienen dificultad para concentrarse o pueden ponerse nerviosos si hay mucho ruido o actividad cercana.

3. Antes de meterlo al agua, ¡jueguen!: Te recomendamos que comiences con juegos clásicos como aventarle la pelota, el frisbee o perseguirlo. Esto ayudará a que el perro se agote y le motive entrar poco a poco al agua para refrescarse.

4. Haz que tu perro se acostumbre al agua antes de que intente nadar: Lleva los juegos al agua, si tu perro entra para traer la pelota, recompénsalo con un premio, repite el ejercicio hasta que veas que se ha familiarizado con el agua.

Considera que no todas las razas de perro tienen las mismas aptitudes para aprender a nadar, hay ciertos grupos de perros que son nadadores naturales, mientras que otros deben tomar algunas lecciones previas.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: