compartir en:

Ciudad de México.- Un estudio publicado en la revista Nature Plants concluyó que varios de los árboles baobab más antiguos de África subsahariana, que son de los más grandes, tienen una misteriosa mortandad, pues nueve de los 13 baobabs más viejos han muerto en los últimos años.

Las muertes al parecer no fueron causadas por una epidemia, sino que pueden estar asociadas en parte al cambio en las condiciones climatológicas que afectan el sur del continente.  

Los autores del estudio han visitado los árboles desde el 2005, utilizando la datación de carbono por radio para investigar estructura y edad. Al parecer, muchas de las ramas y tallos murieron repentinamente. 

Los árboles que murieron o agonizan se encuentran en Zimbabwe, Sudáfrica, Botswana, Namibia y Zambia, la mayoría tienen entre mil y más de dos mil años.

Solamente queda pensar que El Principito ha de estar muy triste. 

via GIPHY

ACS

 

TAGS EN ESTA NOTA: