compartir en:

Por Óscar Reyes

@18versatil

Ni la felicidad ni la tristeza pue­den controlarse; sin embargo, la puesta en escena “Happy” mues­tra que ser feliz es una opción que cualquier persona puede tomar. La obra también involucra temas como los sueños no realizados y los logros profesionales.

En entrevista con Diario de México, el actor Pablo Perroni afirmó que la representación pun­tualiza en posturas como la res­ponsabilidad y el amor, así como la insatisfacción propia y los sacri­ficios familiares.

“Es una obra compleja que no trata de un sólo tema; en particular mi personaje ‘Alfredo’ es una per­sona que ha tomado la decisión de ser feliz a pesar de las dificultades, pero se encuentra con su contra parte ‘Eva’, quien es la novia de su amigo Eduardo y tiene una actitud pesimista”, detalló Perroni.

Temas sensibles

El actor enfatizó que la repre­sentación toca temas sensibles, ya que su hija, dentro de la obra, padece parálisis cerebral, por lo que la cuida junto con su pareja Melinda; en consecuencia, ambos dejan sus prometedoras profesio­nes, por otra parte, su amigo es un hombre de éxito.

En cuanto al debate al que se enfrentan los personajes, Perroni sostuvo:

“En los trabajos que me involucro no me gusta dar mora­lejas. En ‘Happy’ hay revelaciones extremas que plantea una proble­mática cruda que es de la felici­dad y te presenta varias posturas en los personajes”.

La obra estará todos los lunes hasta el primero de enero con un horario de 8:30 de la noche en el Foro Lucerna. Cuenta con la participación de Pablo Pe­rroni, Pablo Bracho, Yuriria del Valle, María Penella y Ana Gon­zález Bello.

TAGS EN ESTA NOTA: