Para el eurodiputado polaco, Janusz Korwin-Mikke, las mujeres son débiles y menos inteligentes.

“¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las olimpiadas griegas? La primera mujer, ya se lo digo yo, ocupó el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros 100 jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes", dijo ante el pleno de la Eurocámara Korwin-Mikke, considerado de ultraderecha.

En respuesta inmediata, la legisladora Iratxe García Pérez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), inquirió: “Mire, señor diputado. Según sus teorías, yo no tendría derecho de estar aquí como diputada. Y sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones. Yo aquí vengo a defender a las mujeres europeas de hombres como usted”.

De acuerdo con el Artículo 11 del Reglamento del Reglamento del Parlamento Europeo, el comportamiento de sus integrantes debe ser de respeto mutuo y el lenguaje debe excluir comportamientos racistas y xenófobos.

El parlamentario independiente desde 2014 podría ser acreedor a una amonestación, multa o suspensión temporal.

TAGS EN ESTA NOTA: