En las redes sociales es tendencia el caso de Madeleine McCann, una pequeña de tan solo tres años que desapareció ‘misteriosamente’ cuando se encontraba con su familia en un balneario de Portugal.

Esto fue lo que ocurrió…

Era el 3 de mayo de 2007 y la niña Madeleine se había quedado dormida cuando pasaba las vacaciones con sus familiares en un resort ubicado en la ciudad balnearia de Praia de Luz, situada en Algarve, al sur de Portugal, luego de un largo viaje desde el Reino Unido.

Gerry y Kate McCann, padres de la menor, se encontraban festejando con algunos amigos y acudían a revisar a la menor y a sus dos hermanos en diversas ocasiones, pero llegada la noche, para ser más exactos, pasando las 22:00 horas, la menor ya no se encontraba en el balneario y la ventana de la habitación estaba abierta.

Desesperados, los padres de Madeleine comenzaron una exhaustiva búsqueda que los llevó a situaciones que no imaginaron y el caso le dio la vuelta al mundo.

Teorías sobre la desaparición

Se hablo de que una secta de pedofilia la secuestró luego de buscarla por sus características físicas, otra hipótesis hablaba de un pervertido que rondaba por Praia de Luz y la tomó como parte de sus actos de pederastia.

Incluso sus padres, ambos médicos, estuvieron en la mira de las autoridades luego de que se les acusara de un accidente doméstico que los habría llevado a ocultar la muerte de la menor.

Al ser señalados, los padres contrademandaron al policía que los había señalado. Fue tanta la ‘popularidad’ del caso que incluso Netflix lanzó un documental sobre la menor.

La madre de la pequeña publicó también un libro y a lo largo de los años ha utilizado las regalías para pagar investigadores privados que puedan adquirir más información.

¿Por qué se reabre el caso?

Este 3 de mayo de 2020 se revela nueva información sobre la desaparición de Madeleine, pues se ha encontrado a un hombre alemán que podría estar altamente involucrado con la niña.

Se trata de un prisionero alemán de 43 años, y que en el momento de la desaparición tenía 30. Se tiene registro de que el sujeto estuvo en Portugal, cerca de la zona cuando ocurrieron los hechos.

Nota recomendada: “Es el destino”, afirma Bolsonaro al registrar nuevo récord de muertos en Brasil

El hombre, quien permanece en prisión por otro delito, rentó vehículos con un nombre falso e hizo llamadas telefónicas sospechosas en medio a la desaparición.

Tanto la policía alemana como la policía británica continúan rastreando al sujeto para hallar nueva información que pueda dar con el paradero de la ahora adolescente, pues desde su presunto secuestro no existe evidencia de que esté muerta.

alrm

TAGS EN ESTA NOTA: