compartir en:

Para exigir a las autoridades capitalinas atender, de manera puntual, el regreso a sus hogares, Damnificados Unidos encabezó una marcha al Zócalo a 21 meses del sismo del 19 de septiembre del 2017.

“Un año nueves meses de reuniones y más reuniones, de compromisos y más compromisos que hasta el momento no han derivado en un retorno digno, con habitabilidad y seguridad, sin deudas y sin redensificación”, afirma el colectivo en un comunicado.

Apuntaron que algunas construcciones de las viviendas no contarán con todos los acabados para tener un hogar digno, ya que las inmobiliarias argumentan que se les terminó el dinero asignado por el gobierno capitalino.

En ese sentido, Damnificados Unidos acusa la opacidad del manejo de las constructoras, las cuales de “manera descarada” elevan los precios de las facturas, de supuestos proveedores, para justificar el gasto del recurso que recibieron del gobierno.

“En los edificios, que ya están en obra con recursos del Fideicomiso para la Reconstrucción, resulta que tanto la pasada como la nueva administración han favorecido el encono y la división entre vecinos”, apuntaron.

“Nos preguntamos ¿la casa en la que habitan los funcionarios no tiene instalación eléctrica, tarjas, pisos, puertas, tazas de baño, manerales, closets? ¿A eso le llaman gastos superfluos?”, aseveraron en el comunicado.

Desconfianza de los vecinos

Debido al mal manejo de recursos por parte de las constructoras, responsables de la reconstrucción de los edificios, Damnificados Unidos afirma que hay cierta desconfianza de los vecinos hacia el manejo de recursos.

“No toleraremos cambios de última hora sin una justificación técnica valorada por personal de nuestra confianza. Ni que por justificar el negocio a las empresas se demuelan edificios en lugar de hacer reparaciones como la verticalización”, afirmaron.

A seis meses de la llegada de la nueva administración, a cargo de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, el colectivo asegura que han sostenido más de 250 reuniones; sin embargo, la respuesta a la reconstrucción ha sido lenta.

“Según el Comisionado Cravioto nos informó, en un documento, que somos el colectivo de damnificados a quienes más le han dedicado tiempo tanto la Comisión para la Reconstrucción como la propia jefa de gobierno. Con estos datos el gobierno busca hacernos ver como privilegiados en la atención, pero después de tantas reuniones seguimos sin regresar a casa ¿qué le espera a otros damnificados?”, apuntan.

Para tener una respuesta positiva del gobierno capitalino y del Plan Integral para la Reconstrucción, aseguraron que todos los proyectos ejecutivos deben ser valorados, revisados y avalados por las asambleas vecinales.

Los vecinos de Damnificados Unidos buscan tener certeza de que la constructora y la supervisora, a pesar de ser el gobierno quien les pague, tengan como prioridad las viviendas de nuestras familias.

TAGS EN ESTA NOTA: