compartir en:

Los Ángeles.- Los daños por el llamado Camp Fire, en el norte de California, no paran, hasta este sábado, el recuento es de  84 muertos, 475 desaparecidos y casi 14 mil casas totalmente destruidas, reportaron las autoridades locales.

El incendio forestal, identificado como el más mortífero en la historia de California, arrasó con casi 62 mil hectáreas, pero los daños podrán aumentar pues, aunque se ha logrado contener el 95% del fuego gracias a las lluvias en el área, aún quedan zonas en las que trabajan alrededor de mil 600 bomberos, asistidos por bulldozers y helicópteros, para mitigar el riesgo.

Miles de personas han sido desplazadas por el incendio masivo, las evacuaciones y los cierres de carreteras siguen vigentes.

Una vez que se apague el fuego al 100%, las autoridades prevén que la remoción de cenizas y otros escombros tóxicos del incendio será el mayor esfuerzo de este tipo realizado.

Además, el Servicio Nacional de Meteorología dijo que hasta el próximo viernes estará vigente la alerta de inundación repentina para las áreas quemadas debido a las fuertes lluvias en las áreas que recientemente fueron calcinadas, lo cual aumenta las probabilidades de deslaves de cenizas y escombros.

La serie de grandes incendios forestales registrados en California, quemaron más de 102 mil hectáreas y destruyeron aproximadamente 20 mil 391 estructuras.

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: