compartir en:

México.-El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, informó que durante la última verificación a gasolineras tres fueron “muy mal portadas” pues estaban robando combustible a los consumidores.

Desde Cancún, Quintana Roo, durante “La Mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario detalló que la estación de servicio de combustible que “más roba” en México se detectó en Acajete, Puebla, y se encuentra a nombre de José Óscar Cervantes.

“Estaba dando de menos seis litros, 670 mililitros por cada 20 litros. Estaba robando a los consumidores más del 30 por ciento del combustible, un caso verdaderamente escandaloso”, declaró.

Destacó que, además, en Chalco, Estado de México, la estación Servicios Fresnos S.A. no contaba con calibración, el “control de litros de venta estaba por fuera”, y al no haber registro se cerraron todas las bombas de la gasolinera “porque evidentemente estaban robando a los consumidores”.

Por otro lado, en Acala, Chiapas, se encontró que una gasolinera a nombre de Carlos Cesarini Ortega contaba con un dispositivo conocido como “rastrillo” el cual se usa para dar menos del litro de combustible y se controla a distancia.

Sheffield Padilla dio a conocer también que del 13 al 19 de junio las estaciones de servicio que dieron el precio más barato de combustibles fueron: La Gas (19.11 pesos), Orsan (19.29 pesos) y Gulf (19.30 pesos); mientras que las que vendieron más caro fueron: Chevron (20.62 pesos), Arco (20.08 pesos) y Redco (20.13 pesos).

Destacó que la gasolinera con el precio de la Magna más alto se localizó en Luvianos, Estados de México, donde se oferta a 22.69 pesos el litro, mientras que la Premium más cara se encontró en Ahome, Sinaloa, donde se vende a 23.16 pesos el litro.

Además el Diésel de mayor costó se registró en Hermosillo, Sonora, donde se vendió a 22.05 pesos por litro.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: