compartir en:

Portrush.- El golfista quiere disfrutar del torneo porque siempre saca cosas positivas.

El golfista mexicano Abraham Ancer expresó que jugará con la mente bien fría y con plena concentración en su segunda asistencia al torneo The Open, donde quiere disfrutar su juego sin ponerse un resultado.

"Estoy muy entusiasmado de regresar al Open. Fue de mis torneos favoritos el año pasado, aun cuando no tuve el resultado que esperaba, pero aprendí muchísimo de Carnoustie (donde se disputó en 2018)", afirmó.

En cuanto a su participación esta semana en el campo de Portrush, compartió que será "paciente, obviamente. Sé que las condiciones pueden ser complicadas, que habrá hoyos muy malos y hoyos muy buenos, y por eso debo tener la mente muy fría y no desesperarme, porque es un torneo muy largo y muy mental".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Thank you for having me @theroyaldublingolfclub #theopenprep #teamancer

Una publicación compartida de Abraham Ancer (@abrahamancer) el

Recordó que se preparó para el campo del Royal Portrush en el Abierto de Irlanda, donde hace tres semanas participó y quedó en el puesto 19.

El mexicano dijo que se dio cuenta de que tiene que ser demasiado creativo, contar con la total concentración en todos los tiros y disfrutar, porque es un tipo de golf que le gusta mucho.

Le estimula el lugar 19 que obtuvo en el Abierto de Irlanda, donde siente que jugó sólido en las primeras dos rondas y en las dos siguientes no desarrolló su mejor golf.

"Es un resultado decente, que siento que me da mucha confianza. Para ser un Top 20 en mi primera participación, siento que es positivo y ahora me siento con muchas ganas".

"Me siento cómodo. La semana pasada me fui a Dublin, a conocer y a relajarme, y además entrené en dos campos muy parecidos a donde va a ser la competencia. Ayer jugué con los latinos y con Isidro y nos sentimos muy bien", declaró.

También le motiva la presencia de Isidro Benítez en The Open y que en el pasado US Open también estuvieron Carlos Ortiz y él, que ambos y José de Jesús Rodríguez y Roberto Díaz tienen tarjeta de la PGA.

"Ser cuatro nunca había pasado para México, pero cada vez deberíamos ser más, ser ocho y sumar y sumar, y avanzar como país y como Latinoamérica", puntualizó.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: