compartir en:

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador aseguró que abrir los ductos de Petróleos Mexicanos en las condiciones actuales equivaldría a aceptar el robo de combustible, por lo que advirtió “vamos a resistir todas las presiones”.

Durante su conferencia de prensa matutina informó que el día de ayer “cuando estábamos a punto de resolver  el problema” hubo una fuga  en el ducto que va de Tuxpan, Veracruz a Azcapotzalco en la Ciudad de México, debido a una toma clandestina a la altura del estado de Hidalgo.  “No sabemos si fue accidente o intencional”, agregó.  

Reiteró que el país tiene  gasolina suficiente pero no se pueden utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para robarse la gasolina que “por eso se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente” y en ese sentido  reconoció  que el uso de pipas significa demoras y desabasto en algunas gasolinerías del país.              

“Sería fácil abrir los ductos y decir que se normalizó la situación pero sería mantener a sabiendas el robo,  aceptar, tolerar el robo, eso no lo vamos a hacer, vamos a resistir todas las presiones”, expresó.

Por ello pidió a la población su apoyo “para no dejarnos someter por la delincuencia”, no caer en pánico y no hacer caso a información alarmista tendenciosa “de quienes de manera directa e indirecta están a favor de este régimen que está por caer”.

Consideró que la estrategia está funcionando y que el día de ayer se robaron  solo 27 pipas y se está a punto de normalizar el abasto.

TAGS EN ESTA NOTA: