La madre de Mireya, única sobreviviente del suicidio colectivo que orquestó su hija para presuntamente evitar que sus tres hijos fueran entregados a su exesposo tras perder la custodia de los menores, despertó del coma en el que se encontraba después de haber bebido un coctel de pastillas molotov, informó El Universal. 

No obstante, la mujer de la tercera edad dijo no recordar nada acerca de los hechos sucedidos en días pasados, de hecho, de acuerdo con los médicos que la atendían, la señora al levantarse preguntó por su esposo, hija y sus tres nietos. 

Para ver si sus palabras eran verdad, los doctores le realizaron una serie de pruebas y determinaron que la sobreviviente tiene un lapso de demencia y lagunas mentales, lo que complica la esperanza de las autoridades de que esta mujer rinda su declaración de los hechos en donde cinco personas, tres de ellos menores, perdieron la vida. 

Por el momento, las autoridades siguen resguardando el hospital donde se encuentra la señora Rosa “N” pues aunque ya despertó su estado todavía es muy delicado. 

TAGS EN ESTA NOTA: