compartir en:

Ciudad del Vaticano, 13 Ene.- El Papa Francisco aconsejó hoy a los padres católicos que nunca peleen delante de los hijos, durante el bautizo de 27 bebés por la fiesta del Bautismo del Señor, que la Iglesia Católica celebra este domingo y con la que se pone fin a la temporada de Navidad.

En la Misa celebrada esta mañana en la Capilla Sixtina y en la que bautizó a 15 niñas y 12 niños, el Pontífice resaltó la importancia de transmitir la fe con la propia vida en casa, para que los hijos “vean el amor de los esposos, que vean la paz de la casa, que vean que Jesús está allí”.

“Y me permito un consejo –perdónenme, pero les aconsejo esto– no peleen nunca delante de los niños, nunca. Es normal que los esposos peleen, es normal. Sería extraño lo contrario. Háganlo, pero que ellos no escuchen, que ellos no vean”, subrayó.

En su homilía, el líder de la Iglesia Católica indicó que cuando un niño ve a sus padres pelear, se genera en ellos una gran angustia que puede ser dolorosa, según un reporte de la agencia de noticias Aci Prensa.

“Ustedes no saben la angustia que experimenta un niño cuando ve pelear a sus padres. Esto, me permito, es un consejo que los ayudará a transmitir la fe. ¿Es malo pelear? No siempre, pero es normal, es normal. Pero que los niños no vean, no escuchen, por la angustia”, dijo.

Francisco destacó, asimismo, la importancia de que los padres enseñen cotidianamente la fe, luego de que inicio la ceremonia bautismal, en la que preguntó a los presentes: ¿Qué piden para sus hijos? “Todos ustedes han dicho: ‘La fe’”.

Ustedes, añadió el Papa, piden a la Iglesia la fe para sus hijos, y hoy ellos recibirán el Espíritu Santo y el don de la fe cada uno en el propio corazón, en la propia alma. Pero ésta, luego debe desarrollarse, “debe crecer”.

“Antes de ser estudiarla en las lecciones de catecismo, en la catequesis de la parroquia, es importante que la fe sea transmitida en casa. Esto se hace en casa porque la fe siempre va transmitida ‘en dialecto’: el dialecto de la familia, el dialecto de la casa, en el clima de la casa”, señaló.

El Papa explicó que lo primero que se debe enseñar es a hacer bien la señal de la cruz porque hay niños que no saben hacerla, y reiteró un comentario que ya ha hecho en otras ocasiones sobre la importancia de amamantar a los bebés.

“Su tarea es transmitirles la fe. Transmitirla en casa, porque allí se aprende la fe, luego se estudia en la catequesis, pero en casa se recibe la fe. Y así continuamos en esta ceremonia, en paz, con la consciencia de que les toca a ustedes la transmisión de la fe”, apuntó.

Notimex 

ICM

TAGS EN ESTA NOTA: