compartir en:

Irlanda.- El descontento de las mujeres por no respetar sus derechos cada vez crece más porque, algunas veces, las autoridades toman a la ligera las agresiones en contra de ellas tal y como sucedió en Cork, Irlanda, país donde la justicia decidió liberar a un hombre por mostrar como evidencia la ropa interior de la víctima.

Un hombre de 27 años de edad se enfrentaba a un juicio por violación, pero decidieron absolverlo de los cargos cuando su defensor legal usó como prueba la tanga con encaje de una chica de 17 años de edad, quien fuera la víctima del detenido.

“¿La evidencia descarta la posibilidad de que ella se sintiera atraída por el acusado y estuviera dispuesta a conocer a alguien y estar con alguien? Hay que mirar la forma en que estaba vestida. Llevaba una tanga con un frente de encaje”, declaró la abogada, Elizabeth O’ Connell ante el jurado.

Lo anterior ha causado una ola de protestas a nivel mundial, dado que un juicio que vulneró a una mujer, se basó en una “prenda sexi”, lo que le permitió a un agresor salir sin ningún señalmiento jurídico en su contra.

En redes, el hashtag #ThisIsNotConsent y #IBelieveHer, se han convertido en tendencia mundial, ya que la decisión de la justicia irlandesa ha indignado a miles de mujeres.

Las frases de “esto no es consentimiento”, van acompañadas de imágenes de ropa interior femenina para demostrar que, el hecho de usar “prendas provocativas”, no son un indicio de que puedan agredir sexualmente a las mujeres.

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: