compartir en:

Madrid.- Los merengues fueron eliminados de la Champions League al caer 1-4 ante un Ajax al que no le pudo seguir el ritmo, que aprovechó que el rival estaba herido en el orgullo y le aplicó una goleada colosal.

Real Madrid ligó su cuarto descalabro en el Santiago Bernabéu, llegó en estado crítico al partido, tras las dos derrotas ante Barcelona, que se suman al bajo nivel de los jugadores, incapaces de defender a su club durante todo el curso y dejaron de mala forma el tricampeonato de la Champions.

Todavía hay un jugador que puede ser tetracampeón de Europa: Cristiano Ronaldo, que era el goleador de los blancos y con la Juventus compite por los cuartos de final en una serie contra el Atlético.

La casa tuvo la primera opción para abrir el marcador en un centro de Lucas Vázquez que Varane remató de cabeza en el área chica, pero de manera increíble estrelló el balón en el travesaño.

Imagen

Gol fallado es gol en contra y en la siguiente jugada el Ajax respondió con un contragolpe en el que el serbio Dusan Tadic ingresó al área y el marroquí Hakim Ziyech le pegó de zurda con un toque elegante para poner la pelota pegada al poste del arco de Thibaut Courtois.

La catástrofe comenzó a gestarse al 18’, Tadic le hizo un reguilete a Casemiro para quedar con campo abierto y filtrar el balón para David Neres, quien se quitó a Courtois para marcar el 2-0 para los holandeses.

Sin Sergio Ramos por suspensión, la defensa merengue era endeble. Neres y Tadic tuvieron otro par de llegadas para acabar el partido antes de la primera media hora, el primero disparó por afuera en un mano con el portero belga y el segundo estrelló el esférico en Courtouis.

Un aroma de tragedia se respiraba en el Bernabéu, al 33’ ya habían salido lesionados los atacantes Lucas Vázquez y Vinicius, para dejar su lugar a Gareth Bale y Asensio, quienes tenían la oportunidad de rescatar al Madrid.

El vendaval de los tulipanes bajó de intensidad y los españoles intentaron reaccionar con una llegada de Bale que terminó en el primer poste del portero camerunés André Onana.

Imagen

Los blancos salieron con todo en el complemento, pero seguían con la puntería chueca, fallaron Bale, Benzema y Asensio, pero no pudieron marcar el gol que los reviviera, pero el que sí lo hizo fue Tadic, que con dos asistencias, redondeó su actuación con un tiro a la entrada del área para el 3-0, que fue avalado el VAR.

El tanto de la esperanza llegó a 20 minutos del final con un disparo cruzado de Asensio, que pegó en el poste y se metió, pero al Madrid le faltaban dos goles y necesitaba una reacción épica.

El Ajax detuvo en seco con un tiro libre que el danés Lasse Schöne metió en el ángulo, con un poco de ayuda de Courtois, que dio un paso para cortar un posible centro y descuidó su portería.

Fue así como el Real Madrid quedó eliminado de su torneo favorito, a manos de un rival de alcurnia como lo fue el Ajax, que, abrazado a una generación de jóvenes brillantes, se confirma como el caballo negro en la búsqueda del nuevo rey de Europa.

TAGS EN ESTA NOTA: